Archivos de la categoría Poesies

Cuando hace frío en el tiempo del frío

"Impresiones del invierno " de Bastian Sander en Flickr.

“Impresiones del invierno ” de Bastian Sander en Flickr.

Cuando hace frío en el tiempo del frío para mí es como si hiciera buen tiempo,
porque para mi ser adecuado a la existencia de las cosas
lo natural es lo agradable sólo porque es natural.
Acepto las dificultades de la vida porque son el destino,
lo mismo que acepto el frío excesivo en pleno invierno:
tranquilamente, sin quejarme, como quien meramente acepta,
y se alegra por el hecho de aceptar:
por el hecho sublimemente científico y difícil de aceptar lo natural e inevitable.

FacebookTwitterGoogle+Compartir

Elegí la Vida

Foto "Rainbow Road" de Bo Nielsen en Flickf.

Foto “Rainbow Road” de Bo Nielsen en Flickf.

No quise dormir sin sueños
y elegí la ilusión que me despierta,
el horizonte que me espera,
el proyecto que me llena,
y no la vida vacía de quien no busca nada,
no desea nada más que sobrevivir cada día.

No quise vivir en la angustia
y elegí la paz y la esperanza,
la luz,
el llanto que desahoga, que libera,
y no el que inspira lástima en vez de soluciones,
la queja que se denuncia, la que se grita,
y no la que se murmura y no cambia nada.

Caballero de Otoño

mendhak

Foto “Orgasmic Orange Overloa” de mendhak en Flickr

Viene, se sienta entre nosotros,
y nadie sabe quién será,
ni por qué cuando dices nubes
nos llenamos de eternidad.

Nos habla con palabras graves
y se desprenden al hablar
de su cabeza secas hojas
que en el viento vienen y van.

Jugamos con su barba fría.
Nos deja frutos. Torna a andar
con pasos lentos y seguros
como si no tuviera edad.

Él se despide. ¡Adiós! Nosotros
sentimos ganas de llorar.

Poesía de José Hierro.

Perdido

32664575_f5a1b88bd9_zDetente.

Los árboles frente a ti y los arbustos a tu lado
no están perdidos. El lugar donde estás se llama Aquí.

Y debes tratarlo como a un poderoso desconocido,
debes pedir permiso para conocerlo y ser conocido.

El bosque respira. Escucha. Te responde,
he creado este lugar a tu alrededor,
si te vas, puedes regresar diciendo Aquí.

No hay dos árboles iguales para el cuervo.
No hay dos ramas iguales para el gorrión.
Si el valor de un árbol o un arbusto se pierde en ti,
sin duda estás perdido.

Respuesta

Mordor MistQuisiera que tú me entendieras a mí sin palabras.
Sin palabras hablarte, lo mismo que se habla mi gente.
Que tú me entendieras a mí sin palabras
como entiendo yo al mar o a la brisa enredada en un álamo verde.

Me preguntas, amigo, y no sé qué respuesta he de darte,
Hace ya mucho tiempo aprendí hondas razones que tú no comprendes.
Revelarlas quisiera, poniendo en mis ojos el sol invisible,
la pasión con que dora la tierra sus frutos calientes.

Como el que un día de verano…

Luis Hernandez

Como el que un día de verano abre la puerta de su casa
y atisba el calor de los campos con todo su rostro,
a veces, de repente, me azota la naturaleza de lleno en el rostro de mis sentidos
y yo me quedo confuso, perturbado, queriendo comprender
no sé bien qué ni cómo…
¿Pero quién me ha mandado a mi querer comprender?
¿Quién me ha dicho que había que comprender?

Cuando el verano pasa por mi cara
la mano leve y caliente de su brisa
sólo tengo que sentir placer porque es una brisa
o sentir disgusto porque es caliente,
y de cualquier manera que lo sienta,
así, porque así lo siento, es como tengo el deber de sentirlo…

Instantes

trombone65 (PhotoArt Laatzen) Seguir Fahrt mit der Rhätishen Bahn, Schweiz - Tour with the RhB, SwitzerlandSi pudiera vivir nuevamente mi vida.

En la próxima trataría de cometer más errores.

No intentaría ser tan perfecto, me relajaría más.

Sería más tonto de lo que he sido, de hecho tomaría muy pocas cosas con seriedad.

Sería menos higiénico.

Correría más riesgos, haría más viajes, contemplaría más atardeceres, subiría más montañas, nadaría más ríos.

Iría a más lugares adonde nunca he ido, comería más helados y menos habas, tendría más problemas reales y menos imaginarios.

Yo fui una de esas personas que vivió sensata y prolíficamente cada minuto de su vida; claro que tuve momentos de alegría.